Recortes Prensa

Un Restaurante de Película

Un restaurante de Película @Pacolonso 1

Arroz Calabuch con Espardenyes y Ortiguillas de mar / @pacolonso

Un Restaurante de Película… Casa Jaime ha sido testigo de batallas épicas en la ficción pero también es protagonista de una cocina marinera tan auténtica que lo ha convertido en un referente para Peñíscola y la Comunidad Valenciana.

 
Jaime Sanz hijo, nos recibe con afecto y presenta a todo el equipo. Llevamos años desde Wikipaella hablando de la excelencia de su cocina y concretamente de sus arroces, esta casa siempre ha mostrado curiosidad por el proyecto, y lo han apoyado con su presencia. La opinión de Cuchita Lluch primero, y Sergio Adelantado, después, desde la Academia de Gastronomía de la Comunidad Valenciana, han sido los principales responsables del interés que ha despertado este restaurante en los foros gastronómicos del país. En 2013 fue galardonado por la Academia como mejor restaurante de la Comunidad Valenciana por su trayectoria.

Nuestra intención era probar el arroz Calabuch y conocer su curiosa historia de primera mano, pero antes de empezar la sesión cinematográfica había que afinar paladares…

Las croquetas de erizo, untuosas, crujientes, una explosión de sabor a mar, así es este equinodermo, en una presentación a la que ni los más pusilánimes pondrían reparo alguno. Otros aperitivos como la coca de tomata, el boquerón marinado y el carpaccio de gamba roja, amparados bajo las tres divisas de escudo de Casa Jaime: Producto, producto y producto.

Ojiplático me quedé cuando llegó la “Llengueta” una de las especialidades de la casa. Se trata de un pequeño pez, ojo, no es un pezqueñín. El tamaño del individuo adulto es similar a la angula, un poco más blanquecino. Lo presentan en una cazuela de hierro caliente con aceite, ajo y guindilla, y junto a la mesa se ultima cascando un huevo por comensal, removiendo y sirviendo, suavemente cuajado.

La joya de la corona, Calabuch, es un arroz marinero con espardenyes y ortigas de mar, ahora va acompañado por espectaculares almejas. La espardenya o pepino de mar y las ortigas eran prácticamente descartes, nadie quería esos frutos del mar. Pero la gastronomía da muchas vueltas. Recuerden esto. Hoy es una delicatessen pero era la cosa más humilde que podían comer las familias de los pescadores de la zona.

Leer más…

Arroces de Castellón

Primera revista de viajes de España

Primera revista de viajes de España

Arroces de Castellón y más recetas deliciosas lo mejor del Mediterráneo.

Castellón lo tiene todo: una tierra fértil, buen clima y tres grandes despensas naturales – el mar, la montaña y las huertas – que proporcionan una gastronomía rica en arroces, olletas, guisos marineros, mariscos, setas, verduras, quesos, aromáticos aceites y grandes vinos.
Una provincia afortunada.
Dejando atrás el delta de Ebro nos adentramos en tierras de Castellón y en sus 140 km de costa con playas, acantilados, calas y pueblos donde hay casi tanta variedad de arroces como restaurantes encontramos en el camino: arroz con marisco, con verduras, conejo, costillas, amarillo, negro, blanco, a banda, secos, melosos, caldosos, con costra, al horno, en paella… Los arroces y las Fideuás de Castellón son únicos.

Casa Jaime de Peñiscola nunca defraudaron su cocina tradicional marinera con toques creativos. Cuando Jaime padre era muy joven se embarco en un pesquero, primero como ayudante y después como cocinero, oficio con el que aprendió todos los secretos de la cocina marinera y oficio que ha sabido transmitir a su hijo Jordi. En su carta tiene platos memorables como la lubina al horno, el Suquet de Peix (Guiso tradicional de pescadores), suquet de raya con langostinos y el arroz Calabuch con ortiguillas y espardenyes, nombre que le puso Jaime de Armiñan en honor a Berlanga y a los premios de Cine del festival de Peñiscola. El propio Berlanga cuando lo probo exclamo: “Es fantástico, con este arroz me recordaran hasta después de muerto” . Otras recetas son el all i pebre de rape, Galeras a la sal, arroz a banda (solo por encargo)… Y para acompañar a sus pescados nada mejor que un vino blanco de la zona, Tiene una terraza con bonitas vistas al casco antiguo de Peñiscola.

revista viajar pagina 1-2

revista viajar pagina 1-2

revista viajar pagina 3-4

revista viajar pagina 3-4

texto y fotografía: Tayo Acuña

Gastronomía para paladares exigentes

Gastronomía para paladares exigentes

Gastronomía para paladares exigentes y visitas imprescindibles para este verano

La edición de Economía 3 no podía ser una más en el año de nuestro 25 aniversario. Junto a las más de 100 páginas de la edición habitual de nuestra revista, encontrarán 80 páginas más donde recogemos una amplia oferta de ocio y gastronomía en la Comunidad Valenciana.

En las páginas dedicadas exclusivamente a gastronomía, encontrará la reseña del maestro Pedro G. Mocholí sobre cerca de 30 restaurantes destacados de la Comunidad Valenciana (por descontado, los 11 que cuentan con estrella Michelin); así como referencias de vinos que catar y lugares de ocio que visitar a lo largo y ancho de nuestra Comunitat.

También contamos con las opiniones de los principales responsables políticos, tanto de la Generalitat como de las Diputaciones Provinciales, sobre las directrices de política turística para el futuro inmediato. Esperamos que les gusten nuestras propuestas.

Algunas de nuestras propuestas de Gastronomía para paladares exigentes, Que bien merecen una visita…

Quíque Dacosta: La cocina creativa que no tiene limites. Ricard Camerena: Respeto al producto, cocina liviana y maximo sabor. Susi Diaz: Sabor, intensidad y matices que hacen grande un plato. Miguel Barrera: Una estrella Michelin que luce en el Maestrazgo. Bernd Knöller: Cocina Mediterránea con raíces continentales. Kiko Moya: Cocina con personalidad, influencias locales y mediterráneas. Monastrell: Sutileza y elegancia gastronómica. Casa Manolo: Calidad, sinceridad y cordura, luciendo estrella Michelin. BonAmb: Rigor en la cocina y disciplina en el trabajo. Casa Montaña: Un clásico imprescindible junto al puerto de Valencia. Casa Salvador: La cocina tradicional valenciana en su máxima expresión. Komori: Manjares Japoneses con esencia mediterránea. Raúl Resino: Raudales de conocimiento gastronómico. Casa Jaime: Platos y arroces de las barcas de pescadores.

Portada revista economía3 - enjoy Gourmet

Portada revista economía3 – enjoy Gourmet

articulo completo Casa Jaime Peñiscola

articulo completo Casa Jaime Peñiscola

Philippe Regol degustando Peñiscola

Casa Jaime - Philippe Regol - Observación Gastronomica2

Philippe Regol ex cocinero y ahora crítico gastronómico de referencia vaya camino Valencia a probar la cocina del gran chef Ricard Camarena y pare 1 dia expresamente en Peñiscola para conocer nuestra cocina y restaurante NO TIENE PRECIO!! Muy contentos!!
Muchas gracias a Philippe Regol por la visita a nuestra casa.

Por una vez quise hacer un alto en mi camino hacia Valencia y parar en Peñíscola para probar la cocina de CASA JAIME. Me apetecía comer cocina tradicional, algún buen arroz al lado de la playa. Pero decidí además comer y cenar en esta casa. En una comida no se puede apreciar lo que se hace en una casa. No siempre es posible hacerlo, lo reconozco.

Fundada en 1967 por Jaime Sanz y su mujer Pilar, esta casa se traslada al paseo marítimo Papa Luna en 1982 y mantiene durante cinco décadas la cocina marinera que Jaime empezó a aprender ya a sus 14 años , montado en las barcas, como simple ayudante de cocina.

Desde hace ya bastante tiempo cuenta con la ayuda y aportación de su hijo “pequeño”Jordi, antiguo alumno de la escuela Hoffman de Barcelona y discípulo (¡uno más!) de Manolo de la Osa. Mientras que su hijo mayor , Jaume, se ocupa de la sala , aunque no se resiste a meterse también en cocina por las mañanas y hacer algo de pastelería, como la excelente tarta de queso azul que me dio de probar.

“Cocina autóctona y marinera con toques de modernidad” reza el texto de la web. Efectivamente. intercalados entre las sólidas propuestas tradicionales de la carta, se encuentran platos de factura más modernos.

Carpaccio de Gamaba roja del Mediterraneo

Carpaccio de Gamaba roja del Mediterraneo – Philippe Regol

Ceviche de Lubina con Mango

Ceviche de Lubina con Mango – Philippe Regol

Leer más…

Metrópoli – Periodico El Mundo – Cuaderno Matoses

Espardenyes, textura y misterio en el paladar

Espardenyes levemente cocinadas en Casa Jaime (Peñíscola) y a la plancha.

Espardenyes levemente cocinadas en Casa Jaime (Peñíscola) y a la plancha.

¿Quién fue el primer humano en probar la pitaya, la lamprea, los chapulines, los santiaguiños o las ostras? No sabemos quién tuvo tal osadía, pero sí intuimos que no le faltaba apetito. Encontramos alimentos animales y vegetales que por su disuasoria morfología hubiéramos sido incapaces de probar. Este hecho es más común en los frutos y alimentos provenientes del mar. El pulpo, la raya, el centollo, la brótola, el cabracho, las ortiguillas o incluso el insólito percebe son muestra del aparente horror palatal al que nos enfrentaríamos si tuviéramos en cuenta su aspecto.

Textura con nombres inauditos

Las espardenyes (stichopus regalis) se llevan la palma. Presentan unas hechuras de dudosa fiabilidad, una textura viscosa muy desagradable, parecida a una navaja sin cáscara. Pero paradójicamente, este equinodermo -es primo del erizo y la estrella de mar- es un producto que subyuga a golosos de toda condición por su delicada y sugerente textura. Significa alpargata en catalán por su parecido morfológico. No es habitual encontrarlas con otro nombre en los restaurantes. Aun así tiene otras denominaciones que no ayudan a hacerla más glamurosa: en Ibiza se la conoce como la morena bamba, en Menorca como pepino de mar o verga mansa, en Cataluña además de espardenyes, llonguet y pixota negra y en Cádiz, carajo de mar. También botifarra, longueirón, cohombro o, la más extendida: pepino de mar.

Pepinos de mar en sus diferentes texturas, sin tratar (foto del blog Frutos del mar).

Pepinos de mar en sus diferentes texturas, sin tratar (foto del blog Frutos del mar).

Su cuerpo es de color granate y con motas blancas. Mide habitualmente unos veinte centímetros y cuenta con una inmensa familia de subespecies -casi mil variedades- que habitan, de oriente a occidente, en los diferentes mares del planeta. Por eso es un bocado habitual en la cocina asiática, donde la sirven principalmente cruda, levemente manipulada. Son solitarias y viven miméticamente escondidas entre los cuatro y los cuatrocientos metros de profundidad, en fondos arenosos.

Leer más…