Recortes Prensa

Los pioneros hablan: «yo sigo aquí; ¿vosotros os vais a quedar detrás?»

Hablan de tener paciencia,  de arrimar el hombro, de que todo pasa por trabajar, tomar decisiones valientes y estar unidos. Están preocupados; pero quieren dar ánimos. Todos ellos saben qué quiere decir volver a empezar. Pese a todo, hay camino. Este es el ALIÑO* de la experiencia.

Via: @JesusTrelis y (Las maravillosas ilustraciones de este artículo son mérito de BEATRIZ DE ZÚÑIGA)

*Una de las acepciones de la palabra aliño del diccionario es condimento: «aquello que sirve para sazonar la comida y darle buen sabor». Las palabras de ellos, de Loles, Óscar, Jaime y Tomás, son el mejor sazón que puede encontrar ahora la gastronomía. Consejos de hosteleros, cocineros, que a lo largo de años -todos ellos llevan al menos medio siglo entre fogones- han tenido que enfrentarse a las situaciones más diversas y han tenido que renacer, recuperarse, comenzar de nuevo… De hecho, buena parte de ellos siguen activos, enérgicos e intentando transmitir esperanza. Porque es el momento de creer en ella. Cada tiempo tiene su cosa, ahora es el momento sembrar confianza con uno mismo. 

El Aliño de la experiencia

>Tomás Arribas

«Hay que abrir; porque entramos tarde y salimos tarde»

Hace ahora medio siglo se metió en esto de la hostelería. Tiene 65 años y una vertiginosa travesía que le mantiene en la brecha con ocho restaurantes y una muy potente empresa de catering.

Decir Tomás Arribas en el mundo de la hostelería son palabras mayores. Pocos conocen el negocio como él y pocos se han entregado tanto a su profesión. Con tanto ahínco y pasión. Asegura que está «contrariado», que todavía no se cree lo que está pasando y que lo vive como «la ficción hecha realidad». Pero lo tiene claro, lo importante es «que nos den directrices; pero que lo hagan ya». Porque, para el hostelero afincado en Dénia, lo fundamental es activar el sector de inmediato. «La economía tiene que empezar, con las prevenciones que hagan falta y respetando por completo la opinión de  los técnicos, pero lo fundamental es abrir». Y el reputado hostelero apuesta por «tomar decisiones valientes, pero claras; y consensuar con los profesionales; hay que aplicar el sentido común». Para él, la ocupación del 50 por ciento para empezar hubiese sido lo correcto. «Aquí en el Mediterráneo tenemos la suerte de que tenemos las terrazas que nos pueden permitir respetar los dos metros; y sí, hay que ver qué medidas hay que adoptar y hacerlo». Reflexiona, además, que no puede existir el miedo a la ocupación, porque no se va a producir. «En la zona de costa podemos respetar la distancia, porque lamentablemente ese problema de aglomeración de que hablamos no va a existir». Su conclusión final: «Hay que abrir, porque entramos tarde y vamos a salir tarde».


>Jaime Sanz

«Sabemos como conseguirlo; entre todos venceremos»

Este mes cumplirá 77 años. Con catorce, era ayudante de cocina en un barco. Ya no ha dejado de estar vinculado a la hostelería. En 1967 abrió en Peñíscola el emblemático Casa Jaime.

«Nunca había vivido nada igual», confiesa Jaime Sanz. Crisis sí; pero como ésta, ninguna. «Te podría decir que es la cuarta vez que nos enfrentamos a una situación de crisis, y por cuarta vez seremos los autónomos los que tendremos que sufrirla y salir de ésta», remarca. Eso sí, tiene el pálpito, esa intuición que da una vida de subidas y caídas, de vivencias, que en este caso «será diferente a todo lo que hemos vivido hasta ahora». Está preocupado, como es lógico; pero tiene claro que, como él ha hecho durante toda su vida, toca luchar para superar la situación. «Le diría a mis compañeros que tengan paciencia; que intenten controlar ahora los gastos y que no queda más que trabajar y trabajar para continuar». Y pone sobre la mesa los ingredientes fundamentales para superarlo: «ser honesto y muy cuidadoso; todo esto supone un sacrificio grande, pero de todo se aprende». Ingredientes a los que sus hijos Jaime y Jordi me añaden la ética y el esfuerzo. Eso que ha caracterizado, de siempre, a este local donde los arroces marineros son un homenaje al mar. Maravillosos arroces y mucho más. Un local familiar que seguro, una vez más, será ejemplo de superación. De hecho, Jaime es claro en su conclusión: «sabemos cómo conseguirlo; entre todos venceremos». (En la imagen, junto a su esposa Pilar Bonfill).


>Óscar Torrijos

«Que no pretendan hacerse ricos con esto»

A los catorce era pinche de cocina. Desde entonces su vida ha estado ligada a los fogones. Es el gran pionero de la alta cocina en la Comunitat y de los primeros en traer a Valencia una estrella Michelin.

Como sus compañeros, el cocinero que hizo brillar una de las primeras estrellas Michelin en Valencia, también ve con preocupación el futuro devastador que dejará la pandemia y apunta a algunas de las claves a las que toca enfrentarse y buscarle solución cuanto antes: «los turistas no van a venir, como estos años al menos, y eso ha de ser algo con lo que se deberá actuar». Torrijos considera que la situación puede ser «tremenda» para muchos cocineros con varios negocios y augura que costará ponerse en marcha; aunque tiene una esperanza. «Esta será una crisis de la que creo que saldremos antes que la anterior, la de 2008; aunque ojo, de aquella aún no habíamos salido del todo». El cocinero de 72 años apuesta por la paciencia y da un consejo a los más jóvenes que van a empezar en el mundo de la hostelería: «si comienzan ahora, que tengan muchas ganas de trabajar, eso es muy importante; y que tengan las cosas claras; que tengan iniciativa, que sean serios y respetables». Además, tiene claro que la clave de la evolución es no dejarse de formar nunca. Eso, y la paciencia, reitera una y otra vez. «Hay que ir paso a paso; que no pretendan hacerse ricos con esto». Consejo que da desde la experiencia, desde una vida repleta de altibajos pero, sobre todo, de mucho esfuerzo. Ese que le ha valido el respeto de todos sus colegas.


>Loles Salvador

«Yo sigo aquí; ¿vosotros os vais a quedar detrás?»

Va a cumplir 82 años. Tuvo una infancia dura y una vida repleta de sacrificio, siempre salpicada de felicidad y siempre atada a la hostelería. De hecho, es el alma del Grupo La Sucursal.

Es una mujer de convicciones. Así se enfrenta a la situación que vivimos. «Estoy asustada, pero no por el coronavirus; sino por lo que va a dejar y porque no sé si la gente joven está preparada para apretarse el cinturón». La madre de la gastronomía valenciana deja en el aire una pregunta y a la vez un reto para las nuevas generaciones. «Esos jóvenes que lo han tenido todo; ahora que vienen las duras, ¿sabrán reaccionar? ¿Sabrán que ha llegado el momento de arrimar el hombro?». Ella ya ha transmitido a sus hijos, al frente del Grupo La Sucursal (Veles e Vents, entre otros) que está a su disposición: «para sacar el lavavajillas y secar los cubiertos, ahí estoy. Voy a ser la primera en ponerme con los míos, a todos les digo que no se arruguen, que hay que tener un par de narices y tirar hacia delante». Su temor, la gente que pueda quedarse por el camino. Pero su ánimo no cesa. «He pasado dos guerras; he perdido un hijo; he superado un cáncer y he enterrado dos veces a Franco, y sigo aquí adelante; ¿vosotros os vais a quedar atrás? Si hay que renunciar a cosas, se renuncian; con ocho hijos que he tenido, llevando el negocio, imagínate si he renunciado a cosas». Y, dando ejemplo una vez más, concluye: «Sigo teniendo ilusión».


>Volverán los manteles a las mesas y el fuego a azuzar las cazuelas

Son cuatro voces. Solo cuatro, de muchas. Voces de gente del mundo de la cocina que lleva al menos medio siglo danzando en ella. En algunos casos, todavía activos. Voces que saben que la situación es difícil; que no habrá facilidades en el camino; que la incertidumbre crece en los márgenes de la travesía como crecen las malas hierbas. Pero pese a todo, con la licencia que da lo vivido y lo sufrido, lo luchado y lo ganado, ellos siguen clamando por seguir caminando. Cada uno a su manera, sí; pero por seguir. Volverán los manteles a las mesas y el fuego a azuzar las cazuelas. Y allí estaremos los que amamos esto. Por gente como ellos. El Aliño de la experiencia.

Mr. Cooking ♣

Un arroz marinero y de película

Un arroz marinero y de película. Un arroz marinero con una bonita y berlanguiana historia.

El arroz Calabuch de Casa Jaime se llama así por la película de Berlanga, y el propio director lo bendijo como una obra maestra. Lo puedes preparar en casa siguiendo esta receta.

La especialidad de Casa Jaime, un pequeño restaurante de Peñíscola (Castellón), son los arroces marineros, que elaboran con mano experta y sabrosos fondos Jaime Sanz y su hijo Jordi. Su arroz Calabuch toma el nombre de una película de Luis García Berlanga estrenada en 1956, lleva espardeñas, lluentas y ortigas de mar y fue aprobado con nota por el mismísimo director en cuanto le metió la cuchara (de madera, como manda la tradición). Pero los que lo han probado saben que no es famoso solo por eso: lo realmente legendario es lo bueno que está.

Si, como Berlanga, crees que la gastronomía también es cultura y aprecias las cosas buenas de la vida, disfrutarás mucho conociendo la historia del arroz marinero cuando le des play al vídeo. Si además de eso también eres de buen comer y este platazo te deja muerto de hambre, también podrás ver cómo se elabora, y prepararlo en casa siguiendo esta receta.

ARROZ CALABUCH

Ingredientes

Para 4 personas

  • 360 g de arroz bomba
  • 20 ortigas de mar (si son muy grandes, 16)
  • 12 espardeñas
  • 4 cucharadas soperas de tomate frito (bien frito, sin mucha agua)
  • 1,3 l de fumet de pescado
  • 4 lluentas (también llamada concha fina o almejón de sangre)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de postre de pimentón rojo dulce
  • 1 pizca de colorante alimentario
  • Unas hebras de azafrán
  • 60 ml de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  1. Triturar el azafrán en el mortero, ponerlo en los 60 ml de agua muy caliente y dejar que infusione hasta que se enfríe.
  2. Cortar las espardeñas por la mitad a lo largo, salarlas y dorarlas en una cazuela a fuego medio con un chorro generoso de aceite. Dar vueltas durante un minuto y añadir el ajo, previamente picado.
  3. Cuando el ajo empiece a dorarse, añadir el pimentón dulce y el tomate frito. Dar vueltas durante un minuto y añadir el fumet de pescado y una pizca de colorante. Añadir la infusión de azafrán y probar: si es necesario, rectificar de sal.
  4. Llevar a ebullición y añadir el arroz bomba, bien repartido por la cazuela. Cuando arranque de nuevo el hervor, añadir las ortigas de mar. Hervir todo cinco minutos al fuego y después pasar al horno durante 14 minutos, a 180°C con calor abajo, y los últimos tres minutos también arriba.
  5. Al sacarlo del horno, añadir las lluentas abiertas y un poco de perejil. Dejar reposar tres minutos y servir.

Agradecimientos a todo el equipo de «EL COMIDISTA» en especial a @Mikeliturriaga

Víctor Manuel, Cantautor con gusto por la cocina

Víctor Manuel, Cantautor con gusto por la cocina. el asturiano aseguró que guardaba muy buenos recuerdos gastronómicos: «Tengo un especial recuerdo de cuando fui a al restaurante Casa Jaime de Peñíscola en el año 1973. Me encantó la comida Marinera».

Muy contentos de que nuestros sabores de la cocina marinera perduren en la memoria del cantoautor Victor Manuel como lo refleja en esta entrevista en el periódico 🗞 EL MUNDO de hoy en una visita a Casa Jaime de Peñiscola en 1973!! Cuando aún estábamos en el castillo de Peñiscola en la Calle Matilde Tinot nº3 ( ahora La Frontera TexMex)

Entrevista: Jonathan Martinez – Jueves, 20 Febrero

Víctor Manuel y Ana Belen

Presenta su libro ‘El gusto es mío’ en la Fundación Caja Castellón y anuncia que en septiembre acudirá en concierto a Benicàssim. «Me gusta cocinar para los míos, Ana no cocina, sólo le gusta desayunar y mi hija Marina estuvo en MasterChef, pero la echaron pronto»

El cantautor asturiano Víctor Manuel (Mieres, 1947) acudió este miércoles a la Fundación Caja Castellón para presentar su nueva obra. A diferencia de su última visita en 2015, en esta ocasión no se trataba de dar a conocer un nuevo disco, sino que venía a hablar de su primer libro en el que muestra su faceta como cocinero. Bajo el título ‘El gusto es mío‘, el cantautor va trenzando ingrediente tras ingrediente un cúmulo de recuerdos, anécdotas, emociones y sentimientos que componen un banquete de memoria. Sin embargo, el referente musical de la transición insiste en que el libro de cualquier cosa menos de cocina: «No podía publicar un libro de recetas porque hay muchos profesionales que ya lo hacen. Por eso, decidí hablar sobre mi experiencia en la cocina con amigos, en viajes y mi evolución respecto a la cocina».

Leer más…

30 Restaurantes donde comer arroces espectaculares

30 restaurantes donde comer arroces espectaculares

La guía Catalina: 30 Restaurantes donde comer arroces espectaculares

¿Quieres arroz, Catalina? Pues aquí tienes una colección de 30 restaurantes que sirven algunos de los arroces más sabrosos del país. Hay para todos los gustos: melosos, secos, de mar, de monte…

 Jordi Luque 21/11/2019

Me identifico con Catalina. Me refiero a la Catalina a la que siempre preguntamos que si quiere arroz: ella, como yo, siempre dice sí a esta gramínea. Y a ambos nos da igual si es seco o caldoso, salado o dulce. Quiero decir con esto que soy un adicto al arroz y que si hay arroz en la carta, lo pediré. Por eso es para mí una satisfacción que desde El Comidista me hayan encargado que seleccione lugares donde comer buenos arroces. Me he empleado a fondo; de ahí que aparezcan 35 restaurantes que representan buena parte del territorio. Sobre todo del territorio centro y del arco mediterráneo. A ver si os ponéis las pilas en el

norte y en los páramos centrales: dadnos arroz. A Catalina, a mí y al resto de adictos a este pequeño gran grano.

Como la lista de los 30 Restaurantes donde comer arroces espectaculas es un poco larga, te dejamos viajar directamente a Madrid, Cataluña, Zaragoza, la Comunidad Valenciana, Murcia, Baleares, Andalucía, Badajoz, Coruña o Guipuzkoa.

el comidista - Mikel lopez iturriaga y su equipo

MADRID

La Tajada

En su nuevo restaurante –abrió el pasado verano–, el cocinero Iván Sáez se marca un buen arroz de marisco con carabinero, fino aunque quizá demasiado amarillo –hay quien lo prefiere–, como atestigua José Carlos Capel en Instagram. Lo sirven a 14,50 euros.

La Tajada: Calle Ramón de Santillán, 15. Madrid. Tel. 912 32 22 04. Mapa

Barra Y Mantel

En Madrid también sirve buenos arroces otro Iván, de apellido González. Los cocina y presenta en sartenes cuadradas, inspiradas en una idea de Kiko Moya, cocinero de L’ Escaleta. De ahí su nombre: arroz en lata de mar y arroz en lata de pato y ajetes. A 25 euros la ración.

Taberna Barra y Mantel: Calle de Jorge Juan, 50. Madrid. Tel. 910 64 45 98. Mapa.

Lobito de Mar

En sus dos ubicaciones, Madrid y Marbella, Dani García ha instruido al personal para que cocinen arroces a la altura de las expectativas que genera un cocinero triestrellado (aunque por poco tiempo). En la carta ofrecen arroz seco de marisco y pescado, de pollo coquelet y meloso de bogavante, entre otros. Los precios oscilan de los 19 a los 34 euros.

Lobito de Mar Madrid: Calle de Jorge Juan, 10. Madrid. Tel. 910 88 94 40. Mapa.

Lobito de Mar Marbella: Av. Bulevar Príncipe Alfonso de Hohenlohe, 178. Marbella, Málaga. Tel. 951 55 45 54. Mapa.

30 Restaurantes donde comer arroces espectaculares

La Casa de Valencia

La lideresa de las redes comidísticas, Patricia Tablado, recomienda este restaurante ‘inaugurado por Sus Majestades los Reyes de España en 1975 [sic]’: “como su nombre indica es la casa de Valencia y hacen todo tipo de paellas y arroces, a cual más rico. El trato es así como de sitio viejuno con camareros que te separan la silla y te hablan de usted, no sé si me explico. He probado varios porque es un sitio al que les gusta mucho ir a mis suegros y está todo riquísimo”. Si a tus suegros también les gusta el arroz, no dudes en llevarlos.

Arrocería Casa de Valencia: Paseo del Pintor Rosales, 58. Madrid. Tel. 915 44 17 47. Mapa.

CATALUÑA

Toc al Mar

Un aparcamiento, poco más se puede pedir a este restaurante situado en la cala de Aiguablava, en plena Costa Brava. Aquí presumen de proveerse de pescado fresquísimo de las lonjas cercanas y de cocinar los arroces en horno de leña. Los precios del plato rondan los 20 euretes, pero incluyen las vistas. Ya que estás en la zona, debería probar el arròs brut, arroz sucio en catalán, una especialidad ampurdanesa.

Toc al Mar: Carrer Platja d’Aiguablava. Begur, Girona. Tel.972 11 32 32. Mapa.

Ca L’Esteve

Xesco Bueno es un erudito del arroz, y de otras materias culinarias. Así lo respalda su libro Escuela de arroz y los ídem que se marca en este restaurante familiar. A mí me vuelve especialmente tarumba el de perdiz, col y sobrasada que es, precisamente, el más caro. Lo venden a 20 euros.

Ca L’ Esteve: Ctra. Martorell – Terrassa, Km 4,700 casetes ca n’oliveró, 3. Castellbisbal, Barcelona. Tel. 937 75 56 90. Mapa.

Jardín del Alma

El nombre es cursi a más no poder. Pero lo disculpan el hecho de ser parte del hotel Alma de Barcelona y, sobre todo, sus dos arroces. De cigalas y sepia o de pato con setas, ambos salen a 24 euros.

Jardín del Alma: Carrer de Mallorca, 271. Barcelona. Tel. 932 16 44 90. Mapa.

Baroz

El subtítulo del restaurante es ‘arrocería con vistas’ y no es para menos. Desde la planta veintitrés del edificio Colón Barcelona queda muy fotogénica. IGual que el interiorismo y que los arroces, sabrosos hasta decir basta –no en vano están firmados por Enrique Valentí, un cocinero tremendo–. Es muy curiosos el arroz de caracoles de mar y de tierra, a 18 euros, aunque quizá no sea para todos los paladares.

Baroz Arrocería con Vistas: Av. de les Drassanes, 6 – 8, Piso 23. Barcelona. Tel. 936 31 35 90. Mapa.

Cruix

Mònica Escudero, editora y jefaza de El Comidista, recomienda los arroces que el alicantino Miquel Pardo incluye en su menú degustación. “Está tan bueno que, a pesar de llegar a tu plato después de muchísimas delicias, nunca he visto que nadie se deje un grano en la paella (se come directamente de ella, como manda la tradición, rascando las esquinitas para mezclar las partes más melosas con el delicioso socarrat). Este sueño de dos milímetros de grosor está recubierto por una melosa película de caldo estratosférico, especialmente sorprendente en la versión vegetariana”. Ahora mismo ofrecen un arroz de lágrima ibérica y berenjena dentro de dos menús degustación de 34 y 28 euros.

Cruix: Carrer d’Entença, 57. Barcelona. Tel. 935 25 23 18. Mapa.

La Zorra

Que se llame arroz al revés no es casualidad. En este restaurante aseguran que ‘le dan la vuelta al arroz’ y es cierto. Pablo Albuerne, al mando de los fogones, tiene la habilidad de combinar burrata, manzana y butifarra negra sobre una base clásica de arroz y hacer que funcione. Rondan los 20 euros y no son nada, pero nada convencionales.

La Zorra: Passeig Marítim, 1-3. Sitges, Barcelona. Tel. 650 91 96 25. Mapa

El Llagut

El arroz de masqueta es una especialidad marinera poco conocida. Se elabora en la costa de Tarragona y en este restaurante de la Part Alta lo bordan.Tradicionalmente se elaboraba en las barcas de pescadores con las sobras de la captura y queda meloso. En El Llagut, por 18 euros aproximadamente, lo reinterpretan añadiendo romesco o trufa de verano (en temporada).

El Llagut: Carrer de Natzaret, 10. Tarragona. Tel. 977 22 89 38. Mapa.

Mas de Prades

La sección de arroces y ‘rossejats’ de esta casa es larga, así que me centraré solo en la prodigiosa paella de la Reina con verduras y bacalao. Sorprende lo sabroso que puede ser un arroz de verduras, pero Ladis Alcalá tiene sus trucos, como infusionar el aceite con la chicha o terminar la cocción en Josper. Por 18 euros se toca el cielo de los arroces.

Hotel Restaurant Mas de Prades: T-340. Deltebre, Tarragona. Tel. 977 05 90 84. Mapa.

ZARAGOZA

Casa Escartín

Xesco Bueno, que como he dicho antes es una de las personas que más sabe del mundo, incluyendo Asia, me pone tras la pista de este restaurante, de donde dice se practica “buena cocina en general y buenos arroces. Un arroz campero con caracoles para chuparse los dedos”. Lo venden a 11,40 euros.

Casa Escartín: Paseo San Nicolás de Francia, 19. Calatayud, Zaragoza. Tel. 976 89 17 38. Mapa.

COMUNIDAD VALENCIANA

Arroz Calabuch con espardenyes y ortiguillas de mar

Casa Jaime

Además de ser castellonense y Premio Nacional de Gastronomía, el escritor y periodista gastronómico Pau Arenós tiene grabado a fuego el arroz al forn de su madre. Así que cuando le pregunto por una recomendación en su provincia natal y señala Casa Jaime yo no tengo nada que añadir. La carta es sugerente e incluye arroces como el de cohombros y ortiguillas o el de pulpo y langostinos. Los precios están alrededor de los 25 euros.

Casa Jaime: Avinguda del Papa Luna, 5. Peníscola, Castelló. Tel. 964 48 00 30. Mapa.

La Marítima

Mariola Cubells, crítica de televisión y valenciana de pro, reivindica La Marítima. “Por variedades de arroz me quedo con La Marítima. El de fèsols i naps es buenísimo y además está en ese edificio maravilloso que es el Veles e Vents”. El arroz que recomienda Mariola cuesta unos moderados 18 euros.

La Marítima: Carrer del Moll de la Duana, s/n. València. Tel. 610 91 51 41. Mapa.

Coloniales Huerta

Mariola también recomienda este restaurante, del mismo grupo que el anterior, del centro de Valencia en el que ofrecen un arroz meloso de bacalao, coliflor y garbanzos dentro de un menú de 24 euros.

Coloniales Huerta: Carrer del Mestre Gozalbo, 13. València, Valencia. Tel. 963 34 80 09. Mapa.

Casa Carmela

Casa Carmela es algo así como la catedral de la paella valenciana. Está en la playa de la Malvarrosa y los arroces se cocinan a la vista y a fuego de leña. La cosa resulta en unas paellas canónicas a más no poder, tanto como sabrosas. La valenciana sale a diecisiete euros y solo la cocinan con reserva previa.

Casa Carmela: Carrer d’Isabel de Villena, 155. València. Tel. 963 71 00 73. Mapa.

Ca Pepico

De nuevo Mariola Cubells me pone en la pista de este restaurante situado en plena huerta. Aquí están al orden del día las paellas tradicionales –con reserva previa– y arroces como el seco de sepia sucia y cigalas. Las raciones rondan los dieciocho euros. Detalle para winelovers: cuentan con una carta con quinientas referencias.

Ca Pepico: Calle Mediterráneo, 1. Meliana, Valencia. Tel. 961 49 13 46. Mapa.

Casa Carmina

Casa Carmina es otra catedral valenciana del arroz. En esta casa de la Albufera también practican el arte de la paella canónica –y también por encargo– pero el resto de arroces son igualmente impecables. Bordan los melosos y acaban de empezar la temporada del arroz de fesols i naps. Otro punto a favor es el arroz a banda, de sacarse el sombrero y más teniendo en cuenta el precio de 16 euros.

Casa Carmina: Calle Embarcadero, 4. El Saler, Valencia. Tel. 961 83 02 54. Mapa.

Restaurante Dársena

Eladio Martín, director de la DO Vinos de Alicante recomienda la variedad de arroces que manejan en este restaurante del puerto alicantino. Ahora mismo la carta de Dársena incluye 23 arroces de todo tipo, melosos secos, de mar o de montaña y los precios oscilan entre los 15 y los 32 euros. También arroz con leche en la facción de los postres: un paraíso arrocero en toda regla.

Restaurante Dársena: Marina Deportiva, Muelle Levante, 6. Alicante. Tel. 965 20 73 99. Mapa.

Taverna Valenciana El Pòsit

En la carta de El Pòsit, otra recomendación de Eladio Martín, solo aparece un arroz, el arroz el día, que depende del pescado disponible sale a doce euros. También ofrecen menús degustación con un arroz con plato principal por veinticinco euros. Últimamente se ofrecía un arroz de cigala y rabo de cerdo con nabicol que suena a gloria.

Taverna Valenciana El Pòsit: Av. del Puerto, 23. Villajoyosa, Alicante. Tel. 966 85 15 19. Mapa.

El Xato

Al volante de este restaurante centenario –abierto en 1915– se encuentra Cristina Figueira, formada en el Celler de Can Roca. Con ella el restaurante ha ganado una estrella Michelin. Aquí se sirven arroces tan peculiares como el de nísperos y galeras pero también clásicos como el arroz al horno. Tienen dos menús degustación, de 52 y 68 euros.

El Xato: Av. l’Església, 3. La Nucia, Alicante. Tel. 965 87 09 31. Mapa.

Restaurante Elías

Este es un punto de peregrinación mundial para todos los amantes del arroz con conejo y caracoles. Tiene un grano de grosor y es impecable, también por su precio de 15 euros.

Restaurante Elias: Calle Rosales, 7. El Xinorlet, Alicante. Tel. 966 97 95 17. Mapa.

MURCIA

Venezuela

En el Venezuela, a pie del Mar Menor, preparan un arroz al caldero compuesto de cinco pases: tripas e hígados del pescado con tomate, cabezas fritas, pescado cocido, caldo y arroz –meloso–. Este plato tradicional de los pescadores de la zona sale por 21 euros.

Venezuela: Calle Campoamor, 1. Lo Pagan, Murcia. Tel. 968 18 15 15. Mapa.

BALEARES

Sa Nansa

El arroz de cohombros y gamba roja que se marca el cocinero Pedro Tur en este restaurante ibicenco es de traca. También son de traca los 32 euros que cuesta el plato. Pero Ibiza es así, y la gamba roja y las espardeñas no son baratas, tampoco lo vamos a negar.

Sa Nansa Restaurant: Av. 8 d’Agost, 27. Eivissa. Tel. 971 31 87 50. Mapa.

Sa Llagosta

El arroz de langosta de este restaurante es el más caro de la lista: 67, mínimo dos raciones. Pero estamos ante una obra maestra de la arrocería y una materia prima escasa. Eso también hay que decirlo.

Sa Llagosta: Carrer de Gabriel Gelabert, 12. Fornells, Menorca. Tel. 971 37 65 66. Mapa.

Ham Restaurant

Si recalas en el puerto de Sóller tienes que probar la paella de secreto ibérico y marisco que se cocinan en Ham. Un mar y montaña en toda regla que sale por 18,95 euros.

Ham: Carrer de Sant Ramon de Penyafort, 1. Port de Sóller, Mallorca. Tel. 971 63 33 37. Mapa.

Can Carlitos

Can Carlitos es la sede pitiusa del cocinero Nandu Jubany –una estrella Michelin en el restaurante Can Jubany–. Aquí también se marcan arroces en sartenes cuadradas y cabe destacar el negro con langostinos. Cabe destacar también los 31 euros de la ración pero, qué le vamos a hacer. ¿Hemos dicho ya que así son las islas?

Can Carlitos: Carrer de s’Almadrava, s/n. La Savina, Formentera. Tel. 971 32 25 70. Mapa.

ANDALUCÍA

Almanaque

Pepe Monforte, autor de la guía Cosas de Comé, destaca los arroces de Almanaque. En este restaurante gaditano sirven arroces al estilo valenciano, finos, secos y socarrats. Su arroz de chocos, cañaillas y gambas sale por 17,50 euros.

Almanaque Casa de Comidas: Plaza de España, 5 duplicado. Cádiz. Tel. 956 80 86 63. Mapa.

12 Tapas

En este restaurante se sirven tres menús de 20, 30 y 50 euros compuestos a partir de las doce tapas que dan nombre al negocio y que forman la carta. El último paso es un arroz a banda algo reinterpretado.

12 Tapas: Calle Párroco Antonio Pastor Portillo, 12. Castilleja de la Cuesta, Sevilla. Tel. 629 98 17 07. Mapa.

El Choto

Fuera de Córdoba el arroz cordobés no es demasiado conocido, me temo, pero existe como existen las meigas y Teruel. Con pollo, cerdo y verduras de temporada este plato a medio camino del guiso cuesta 15 euretes. Más que un choto, un chollo.

Restaurante El Choto: Calle Almanzor, 10. Córdoba. Tel. 957 76 01 15. Mapa.

BADAJOZ

Las Barandas

En la provincia de Badajoz destaca el arroz con boletus y foie de Las Barandas. De aspecto clarito y tacto meloso, sale por unos muy razonables 14 euros.

Restaurante Las Barandas: Plaza España, 1. Los Santos de Maimona, Badajoz. Tel. 924 57 10 74. Mapa

LA CORUÑA

Salitre

Jorge Guitián, uno de los sabios más sabios en lo que se refiere a gastronomía, me recomienda este restaurante coruñés. ”Fernando (Caco) Agrasar y su familia gestionaron un local en Dénia, donde Caco aprendió a trabajar bien los arroces. Ahora mismo se pueden probar en Salitre, en As Garzas (seguramente el estrella con mejores vistas, en los acantilados de Barizo) o, en los meses de verano, en el Seiruga, el pequeño restaurante de playa que los padres de Caco abren sólo en temporada alta”. Los arroces de Salitre están entre los 24 y los 35 euros.

Salitre: Paseo Marítimo Alcalde Francisco Vázquez, 25. A Coruña. Tel. 981 92 32 53 Mapa.

GUIPUZKOA

Zelai Txiki

Xabier de la Maza, perpetrador de maravillas como The Loaf, recomienda el arroz con almejas –23 euros– de Zelai Txiki. “Es uno de esos restaurantes cuya propuesta gastronómica supera a su enclave privilegiado, en las faldas del monte Ulia, y lo imponente de su caserío centenario. Devoción por la materia prima en un lugar que enamora, sobre todo en las noches de verano”.

Zelai Txiki: Rodil kalea, 79. Donostia, Gipuzkoa. Tel 943 27 46 22. Mapa.

Pues ya esta 30 Restaurantes donde comer arroces espectaculares, No podemos ser como el arroz y gustarle a todo el mundo. Si nos hemos olvidado tu favorito, no te enfades con nosotros: déjalo en los comentarios y mejorarás a la vida de otros lectores y comidistas.

Guía Condé Nast Traveler 2020

Guía Condé Nast Traveler 2020

Guía Condé Nast Traveler 2020. Un viaje gastronómico por España y Portugal.

Un trabajo brillante gracias a un equipo galáctico formado por las mejores firmas de la gastronomía y el periodismo de viajes, nombres mayúsculos que se implican cada año con pasión voraz para convertir tus escapadas gastronómicas en recuerdos imborrables.

Un año más nuestro viaje a lo mejorcito de España y Portugal vuelve a incluir los vino que merece la peña descorchar, la mesas a las que nunca debemos faltar y las camas que es imprecindible deshacer. Pero, además, donde tan cómodos nos sentimos y que son reflejo del estilo de vida peninsular.

Casa Jaime de Peñiscola.

De un vistazo. Al grano: una de las catedrales del producto marinero en la comunidad Valenciana.  En la mesa. Todo está bien en Casa Jaime porque, para empezar, se respira ese aire de familiaridad (bien entendida) que solo se encuentra en las casasque entienden la gastronomía como una forma de vida. Esta lo es: cocina marinera fundada por Jaime Sanz en 1967 y hoy en las manos de sus hijos Jaime Sanz jr. y Jordi. Nos encantan el carpaccio de gamba roja del mediterráneo, las ortiguillas, las espardenyes o el Arroz Calabuch, sentido homenaje a la película de Luis García Berlanga.

Guía Condé Nast Traveler 2020 - foto 1

Lo mejor de cada casa. De un vistazo, de manera detallada pero concisa, te presentamos los mejores productos y recetas locales, los mesones más tradicionales, la cocina de toda la vida, los nuevos en llegar al barrio, cómo comportarse en las barras más bulliciosas, desayunos y calderos del levante y los dulces más pecaminosos de Portugal.

Ya puedes encontrar en tu quiosco la Guía Gastronómica de 2020 acompañado del número de noviembre de Condé Nast Traveler. Un compendio de 352 hoteles, 544 vinos, 714 restaurantes y 162 barras de España y Portugal que se convertirá en un imprescindible para reservar mesa.

Guía Condé Nast Traveler 2020, Y por último GRACIAS al más importante: tú. Porque confias en nuestro rigor, porque te gusta viajar con nosotros y porque tu apetito nos anima a seguir cocinando historias. Venga, disfruta el festín.