Peñiscola

La Galera protagonista en Casa Jaime

Cartel Menú Galera

La Galera protagonista en Casa Jaime de Peñiscola. Durante el més de Febrero, como viene ocurriento desde hace 5 años, El restaurante Casa Jaime de Peñiscola propone diferentes creaciones de este crustacio. Jaime Sanz fue pescador y conoce bien todas las cualidades de peces y mariscos de la zona. Hay una frase que siempre repite… “Hay pescados y mariscos con glamour y otros que carecen de pedegri aunque sean suculentos”

Se trata de la Galera (squilla Mantis) producto local y de gran calidad gastronomica para aquellos que entienden que “el valor gastronomico no guarda relacion con su precio”. Este crustáceo, abundante en zonas próximas a deltas donde las aguas son ricas en nutrientes, es una excelente fuente de proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales. Es pescada en grandes cantidades,​ aunque no es muy apreciada gastronómicamente, pese a su excelente sabor, debido a que posee poca carne.​
La Galera es baja en calorías y de fácil digestión. Su carne es fina y gustosa, cosa que facilita su preparación. a continuación Algunas creaciones de Galera durante estos años.

Galera a la sal con aromas de azahar (2013)

Crujiente de Galera con albahaca (2016)

Galera en Lata con callos de bacalao y alcachofa (2014)

Calçotada de Galera (2015)

Mollete de Galera (2015)

“Mar y Tierra han sido generosos con Peñiscola, la Gastronomia protagonista”

Leer más…

Cincuenta años entre fogones

Cincuenta años entre fogones

Cicuenta años entre fogones #50Aniversario

Restaurante Casa Jaime. La cocina tradicional marinera, el producto de temporada y experiencia son los puntos fuertes de este establecimiento familiar situado en la avenida Papa Luna de Peñiscola y que, con el paso de los años, se ha convertido en uno de los restaurantes con más historia de esta localidad del baix Maestrat. Jaime Sanz y Pilar Bonfill, junto a sus hijos, Jordi y Jaime Sanz junior, forman la familia que hay detrás del restaurante que abrió sus puertas en 1967 y este año cumple su 50 aniversario.

Jaime Sanz y Pilar Bonfill, junto a sus hijos, Jordi y Jaime Sanz junior, forman la familia que hay tras el restaurante de cocina tradicional marinera Casa Jaime de Peñíscola. Este año se cumplen 50 años desde su apertura en 1967, cuando el señor Jaime, que llevaba cinco años trabajando como marinero, decidió abrir un mesón en el casco antiguo de la ciudadela. Era una tasca donde cocinaba tapas tradicionales elaboradas con pescado y marisco recién salido de la lonja. En 1982, el matrimonio se trasladó hasta la Avenida Papa Luna, donde se encuentra el local a día de hoy A partir de ese momento sustituyeron los manteles de papel por los de tela y las tapas básicas por un menú más elaborado. Desde su apertura, el restaurante es conocido por sus platos cocinados con productos marineros autóctonos de temporada.

A pesar de haber sido reconocidos en multitud de ocasiones como el Sol Repsol el pasado año o con el premio al Mejor restaurante de cocina tradicional de la Comunidad Valenciana en 2013, los miembros de esta familia aseguran que el mayor reconocimiento es que la gente repita su visita, no trabajamos para reconocimientos ni para listas, sino para el cliente. El restaurante Casa Jaime cuenta con siete miembros en plantilla y tiene una carta poca extensa pero con mucha rotación, pues se ve modificada dependiendo de la temporada.

Cicuenta años entre fogones, toda una vida dedicada a la cocina. Su larga trayectoria en el municipio ha provocado que sean muchas las personalidades que ha visitado este establecimiento familiar durante sus cincuenta años de trayectoria. Julio lglesias, Adolfo Suárez, Jaime Armiñán, Berlanga, Albano y Romina, Ana Rosa Quintana, Alfredo Landa, Concha Velasco, futbolistas como Capdevila, Diego López o los actores de Juego de Tronos y el Chiringuito de Pepe son algunos de los personajes destacados que forman parte del interminable Libro de Visitas del Casa Jaime de Peñiscola.

El plato estrella En cuanto al plato estrella del restaurante es el Arroz Calabuch, elaborado con una receta que nació de la necesidad con productos humildes como son las espardeyes y ortiguillas de mar. Durante la celebración de una de las ediciones del Festival de Cine de Comedia de Peñiscola, Luis García Berlanga acudió Casa Jaime con su familia recomendado por Jaime Arminan y, una vez allí degustó el plato y quedó fascinado. Altratarse del año en el que Berlanga recibio un homenaje en el Festival, el cocinero Jaime Sanz decidió llamarle Arroz Calabuch y Berlanga, al enterarse de la noticia exclamo “que atrevimiento, que osadía, que desfachatez; mira que me han hecho cuadros, bustos, retratos, incluso calles, pero un Arroz… Ahora si que me recordaran después de muerto”

El nombre del arroz fue ideado en honor a la película titulada así y rodada en Peñiscola por el cineasta en 1956.

autora: Alba Boix – Levante EMV – Cicuenta años entre fogones

Ruta por Peñiscola por Marca Motor

 

Peñiscola: Cine Gastronomía y la Sierra de Irta

Me preguntan por la utilidad de un SUV… Pues ahora te vamos a poner un ejemplo perfecto. Si necesitamos un vehiculo de ocio, que nos permita llegar a sitios maravillosos de un modo comodo y que luego se conduzca de un modo ágil en carretera y nos ayude a callejear por cualquier lugar, lo que nos conviene es un companero de viaje como el “estiloso” Audi Q2, que nos acercana al disfrute siempre que lo deseemos

MARCA MOTOR nº 168 – Octubre 2017 – Pedro Madera

Dicen que los mejores rastreadores de tesoros, esos a los que no se les pasa por alto ningún rincón especial de la geografia, son los encargados de las localizaciones en cine y televisión. Exploran por tierra, maryaire hasta dar con el lugar perfecto. Y cuando lo hacen, ese escenario pasa a ser una parte fundamental del guión. que desapareciera, la historia tendría que de otra manera. Por eso, aquellos lugares que for man parte de la filmografia nacional e internacional tienen mucho de especial. Y entre ellos ocupa un lugar de honor la localidad castellonense de Peñíscola, un sueño para una buena legión de directores y meca para los amigos de las ac tividades al aire libre, en mar y en tierra.

Fueron los expertos ojos de Anthony Mann los que se fija ron en ella a principios de los 60. El director estaba conven cido de que no había mejor escenario que Peñíscola para que aquel Rodrigo Díaz de Vivar interpretado por Charlton Heston y el personaje de Sophia Loren -doña Jimena Díaz dieran lo mejor de sí mismos en ‘El Cid’

Superproducciones Made in Peñiscola’

Desde aquella superproducción, al menos otra treintena de películas como “Tierra, “Mataharis, “Tramontana’ o París Tombuctu’ han vuelto a escoger la cinematográfica Peñíscola como plató natural. Su castillo templario, cons truido en el siglo XIV y más conocido como el Castillo del Papa Luna, las callejuelas de su casco antiguo y las calas vírgenes de la Sierra de Irta, lo convierten en un lugar perfecto, dc Mar o montaña? Bosque o playa? Pescador, jinete o ciclista? Sin problema, aquí hay toda clase de opciones Por eso, series como ‘El Barco o El Ministerio del Tiempo han elegido la costa peñiscolana, al igual que los res de las famosas intrigas de los Lannister pensaron que es ta localidad era el escenario ideal para Juego de Tronos. Lo encargados de elegir localizaciones para la serie de HBO aseguraron en el primer rodaje en la localidad que no solo el tillo de Peñíscola era un lugar fantástico para la historia También les convenció el lugar porque consideraban la Plaza Santa María, la Bajada y Portal Fosc escenarios natu rales que requerían de “poco artificio. Gracias a ello, unos cuantos castellonenses pudieron participar en la serie, ya que hubo que contratar a nada menos que 1.20o extras para el rodaje. Desde entonces, Peñíscola es la ciudad libre de en la famosa serie.

Esa tradición cinematográfica no ha hecho olvidar la profunda tradición turística, gastronómica marinera y pescadora del pueblo. Allí, en Meeren, se pueden degustar los platos que los personajes de Juego de Tronos’ acostumbran a comer, otra prueba más de que Peñíscola es de verdad una ciudad de cine. Los estómagos de los personajes de la saga fantástica creada por George RR Martin han servido de inpiración para parte de los hosteleros  peñiscolanos, que han piración para parte de los hosteleros incluido en sus cartas platos como el asado Juego de Tronos, patatas al estilo valyrio con pulpo o cocas de hojaldre con pescados en honor a Tyrion.

Cómete Peñiscola, Plato de Cine

José, del Restaurante Tio Pepe, heredero de uno de los clásicos de la zona, hace su plato de pulpo de la Islas de Hierro, Dani, del Muva, mezcla sus ideas con la generosa materia prima de la zona para una cocina que tiene tanto sabor como ficción. Nada menos que una quincena de restaurantes de la localidad ofertan estos y otros platos para seguidores de la serie o curiosos que quieran degustar nuevos sabores en Aunque siempre hay que guardar un día para el famoso Arroz Calabuch, del restaurante Casa Jaime “Un restaurante de Película” que lleva ese nombre en homenaje al genial director Berlanga.

La sierra de Irta, una desconocida maravilla natural

Aunque las zonas más conocidas de Peñíscola, como el par la Plaza Santa María, la Rampa Felipe II o Portal Fosc, son visita obligada, la sierra de tampoco ha desapercibida para quienes buscan escenarios con mucha magia. Los aficionados a la bicicleta de montaña sa ben que tienen un santuario en este espacio natural cuestas que suben hacia el castillo de Santa Magdalena de Pulpis, y sinuosos caminos que bajan hasta las calas más conocidas. La del Ruso o las Dunas de Pebret son ese lugar perfecto para aparcar nuestra bici y darnos un baño de libertad. Son 15 kilómetros enes de sierra costera, además de ro cosa, salpicados de acantilados y calas que esconden la esencia de un lugar plagado de encanto natural. Una mara villa mucho menos conocida de lo que debería. En algunas de esas calas se han rodado secuencias de series nacionales como “El Barco o El Ministerio del Tiempo. El acantilado de Torre Badum -uno de los más altos de la Comunidad el pico de Campanilles y las 16 calas rodeadas de naturaleza virgen son algunos de los alicientes de este entorno de película. La opción perfecta para disfrutar de un SUV. De la carretera al camino, del asfalto a la arena con la misma facilidad que se pasa del zapato a la zapatilla. Así es Peñíscola!

Direcciones imprescindibles

1. Hotel Restaurante Tío PEPE http rantetiopepe.com/. Av. España, 32. Peníscola. Castellón. Tlf: 964 48 640.2. Hotel MUVA. http://www.muvabeach.com/. Porteta, 5. Peñíscola. Castellón. 964 845 162 3. Restaurante Casa Jaime. http://casajaimepeñiscola.com/ Av Papa Luna, 5. Peníscola. Castellón. Tlf 964 o30 4. Mola Gastro Bar. http://www.lesmoles.com/pagi na/es/mola gastrobar. Av. de España, 4.Tlf: 964 481 955

Dónde comer los mejores arroces de la Comunidad Valenciana

Arroces, Ocho templos del arroz en Alicante, Castellón y Valencia

AMPLos entusiastas del arroz pueden tropezar una y hasta mil veces en la misma piedra. Les basta ver la foto de una paella a la entrada del restaurante, el plato anunciado en la carta o percibir el aroma que sale de la cocina y no pensarlo más; lanzarse de cabeza sin calcular los riesgos y, tantas y tantas veces, lamentar después su imprudencia.

Porque, saben mejor que nadie, que el resultado puede ir de lo peor –el grano apelmazado, o insípido que no se ha impregnado del fondo, la tomadura de pelo– a algo simplemente correcto o, el milagro que ocurre muy de vez en cuando, de encontrarse ante una de esas exquisiteces que incluirán rápidamente en su lista de templos arroceros. Estos son algunos de ellos en la Comunidad Valenciana.

Articulo: La Vanguardia 09/08/2017

Paco Gandía – San Francisco, 2. Pinoso. Alicante –Tel.: 965-478-023

Es Fina Navarro, la esposa de quien da nombre a este restaurante, uno de los favoritos de los grandes chefs para tomar arroz quien controla cada punto de la cocción, removiendo con una cuchara de madera que desaparece entre las llamas provocadas por el sarmiento. Lo sirven en una finísima capa sobre una paella amplia, con conejo de corral y caracoles. Se come directamente de la paella.

Casa Pepa -Partida Pamis, 7-30. Ondara. Alicante – tel.: 965-766-606

En esta antigua casa de campo rodeada de naranjos y olivos no hay que buscar arroces secos sino melosos, propios del norte de Alicante, casi tocando a Valencia, con verduras de temporada, con pollo de corral, con salmonete, con cabeza de lomo ibérico, con perdiz, con sepia… son algunas de las exquisiteces que elaboraba Pepa Romans (quien falleció el año pasado) y ahora sus hijas, Soledad y Antonia Ballester, en su casa.

Elías -Rosales, 7. Xirnolet- Monover. Alicante –Tel.: 966-979-517

A muy pocos kilómetros de Paco Gandía , en un restaurante amplio, reformado hace unos años, elaboran un arroz de conejo y caracoles tan exquisito como el de Pinoso. Un espectáculo contemplar, en la cocina vista, la cocción al sarmiento. También se come directamente de la paella.

Casa Jaime -Av. del Papa Luna, 5. Peñíscola. Castellón –Tel.: 964-480-030

El arroz Calabuch, en home­naje a la película de Berlanga, que se rodó en aquella costa, es una de las especialidades de este emblemático establecimiento de Peñíscola por el que han pasado montones de famosos. Un plato al que las ortigas de mar y los cohombros de mar aportan textura y sabor. Leer más…

Comer frente al mar

Comer frente al mar: los mejores restaurantes

La arena, la brisa, un baño y… Una buena comida al borde del mar.  Con estas aspiraciones salen a la playa miles de turistas, españoles o no, cada año. Desde GastroActitud os recomendamos quince de nuestros restaurantes favoritos para comer las costas españolas esta temporada.

Texto: JC Capel y Julia Pérez @jccapel @juliaplozano Publicado 03/07/2017

Porto Barizo, 40, 15113 Barizo – Malpica. La Coruña Tel.: 981 72 17 65. Precio: 60€

El bravo Atlántico se cuela por las ventanas de esta casa de piedra del corazón de la Costa da Morte. Materias primas de calidad, no solo los pescados y mariscos, también las verduras, que se preparan con acierto. Recetas sencillas y presentaciones elegantes que se acompañan con vinos gallegos. Restaurante y hotel rural, es un lugar encantador para pasar un fin de semana… o más. La buena comida y las vistas al mar están aseguradas.

Playa de Beluso, 28, 36937 Bueu, Pontevedra. Tel.: 986 32 34 81. Precio: 60€

Con magníficas vistas sobre la ría, esta popular y centenaria marisquería se ha ganado el respeto y la fama a base de servir marisco de calidad muy bien cocido, tanto que son muchos quienes los encargan para llevar a casa. Centollas, camarones, cigalas, nécoras, percebes… Sus “cestas de marisco variado” son famosas (para 1 persona 60€, para 2 personas, 95€). También ofrecen pescados y unas delicosas empanadas de maíz que no hay que perderse. Para acompañarlas buenos vinos de la Ribeira Sacra. La decoración, dependiendo del salón que toque puede resultar demasiado pomposa, pero las vistas a través de las ventanas son un buen antídoto.

El Real Balneario de Salinas

Av. de Juan Sitges, 3. Castrillón (Asturias) Tel.: 985 518 613. Precio medio: 65€

Una ubicación que deja sin aliento. La estilosa puesta en escena de la sala aromiza perfectamente con la propuesta gastronómica,  basada en el producto que han desarrollado Miguel e Isaac Loya. Buena materia prima del Cantábrico y gran cocina asturiana que van de la mano de un gran servicio. Como siempre, destacan los bogavantes del Cantábrico disponibles en ensalada, parrilla, asado o bullabesa. Una sabia mezcla de tradición y modernidad, siempre en base a un producto 10.

Restaurante Güeyu Mar

Playa de Vega 84. Ribadesella (Asturias). Tel.: 985 860 863. Precio medio: 60€

Regentado por Abel Álvarez y su mujer, este local se encuentra frente a la playa de Vega donde esta pareja ha creado una oferta de pescado de la costa asturiana que tarifa al peso. La elaboración es sencilla: se trabaja la plancha o la parrilla en función de la clase y el tamaño de los pescados, que pueden asarse enteros o troceados, según considere el parrillero. Álvarez, que es un sabio del fuego y la parrilla,  lucha contra las convenciones usando maderas de roble –más húmedas- para hacer más jugoso el bocado y trocea a las piezas más grandes en rodajas antes de pasarlos por la parrilla. Atención a su aliño secreto “agua de Covadonga”, sustituto del refrito de ajos con aceite y vinagre tradicional. En verano hay que lanzarse a por los pescados azules, pero tampoco hacer ascos al virrey, la lubina o el San Martín. La carta de vinos con más de cien referencias, entre ellas magníficos champanes, es otra sorpresa.

Annua y Nacar

Paseo de la Barquera San Vicente de la Barquera (Cantabria).  Tel.: 942 715 050. Precio medio: 30€ (Nacar) 120€ (Annua)

Maravillosas vistas a la bahía de San Vicente e impresionante puesta en escena. Annua surge suspendido sobre el mar ya que el restaurante es un cubo de cristal con una terraza alrededor, que crea un trampantojo nocturno y hace que los comensales se sientan navegando bajo las estrellas. Óscar Calleja ha ido evolucinando su cocina y haciéndola cada vez más personal. De su infancia mexicana ha rescatado muchos guiños a la cocina del país americano que le sirven para hacer platos realmente originales. Cocinero técnico, de presentaciones elegantes y muy vistosas, comer en Annua es un acontecimiento. Si el presupeusto no nos llega, simpre cabe la posibilidad de sentarse en la terraza de Nacar, el local anexo, más informal, y pedir unas otras o unas tapas. No hay que olvidar que estamos sobre una antigua cetárea.

Els Pescadors

Carrer Castellar, 41, 17490 Llançà, Girona Tel.: 972 38 01 25. Precio medio: 60€

Al final del espigón del espigón del puerto de LLançà, comer en este restaurante es como hacerlo casi dentro del mar. Desde su preciosa terraza o través de las cristaleras verás los barcos amarrados en los pantalanes mientras disfrutas de una de las mejores calderetas del Mediterráneo. Pescados y mariscos componen una carta de lo más apetecible, que sigue el ritmo de las estaciones y bebe de la tradición bien actualizada por Luis Fernández Punset. Un establecimiento familiar (la tasca que se inauguró en 1947 se ha convertido en un elegante restaurante marinero) donde todo se hace con esmero. Estupendos mariscos, pescados de la bahía y guisos marineros, a los que se suman algunas propuestas más novedosas. También cuenta con un espacio para tomar tapas.

Els Brancs

Avinguda de José Díaz Pacheco, 26, 17480 Roses, Girona Tel.: 972 25 60 08. Precio medio: 90€

Tras la marcha de Javi Cabrera, el cocinero que hizo que este lugar saltara a la fama, Rafa Zafra (propietario de Estimar en Barcelona y ex miembro del equipo de elBulli) se ha hecho cargo de la dirección gastronómica y  ha puesto a Gonzalo Hernández al frente de la cocina. El cambio no ha afectado al buen tono que transmite el restaurante. Cocina mediterránea muy moderna centrada en los pescados y mariscos del entorno tratados con precisión, certeza y no poca originalidad. Cenar en la preciosa terraza sobre el mar es un placer. Conviene ir pronto para ver anochecer. No abren al medio día.

Casa Jaime

Av. Papa Luna nº5 -Peñiscola Tel.: 964 480 030. Precio medio: 55€

Los mejores guisos y arroces marineros de la provincia de Castellón y de buena parte del Mediterráneo, con maravillosas vistas al castillo de Peñíscola. Productos de calidad comprados en la lonja local y el buen hacer de toda una familia dedicada al negocio. Un clásico que no pierde comba. Caixetes, chanquetes y otros placeres prohibidos aquí no lo son. Imprescindible probar el Arroz Calabuig, que preparaban para el cienasta Luis García Berlanga y la raya con patatas y langostinos. Para tener buena mesa en la terraza imprescindible reservar con antelación.

Casa Manolo

Playa de Daimús (Valencia). Paseo Marítimo s/n. Teléfono: 962 81 85 68. Precio medio: 65€

Poco a poco este restaurante familiar que es un clásico en la zona, ha ido dando un giro a su carta es introduciendo platos más contemporáneos y lejos quedan los tiempos en que era un chiringuito más en el paseo marítimo. Manuel Fominaya cuida la materia prima pero no duda en aplicarle técnicas innovadoras, con las que logra platos tan visotosos como sabrosos: ostra con sorbete de apio y salsa raifort. Aún así no faltan los callos, que son excelentetes, ni los arroces –estupendo el arroz con costra-, ni las quisquillas de Santa Pola, cigalas en costra de sal.  También tiene una versión más económica en Daily Gastrobar, un espacio que rinde homenaje al chiringuito de los orígenes y donde mantiene platos pupulares a precios idem.

 

Av. del Almte. Julio Guillén Tato, 1, 03001 Alicante. Tel.: 965 12 66 40. Precio medio: 85€

Desde el restaurante de María José San Román se disfrutan unas inmejorables vista del puerto de Alicante y también de su montaña. La cocinera alicantina ha hecho de un viejo galpón su casa y lo ha vestido de elegancia y buen gusto. Un espacio amplio y luminoso, con una terraza deliciosa y una azotea ideal para dejar que la noche no acabe. Excelentes arroces y un interesante menú degustación en el que los pescados y mariscos tienen relevancia, pero en el que no falta el cordero o el pollo de corral. Como cusiosidad hay que probar el arroz integral del que San Román se ha convertido en fiel defensora.  Además de menú degustación hay carta. La bodega esconde pequeños tesoros que merece la pena descubrir de la mano de la sumiller Nuria España.

Café Balear

Pla de Sant Joan, 15 Ciutadella (Menorca). Tel.: 971 380 005.  Precio medio: 50€

Varias décadas de experiencia asoman por las mesas de este restaurante considerado uno de los mejores de Menorca. Cocina de producto de gran calidad, pescados y mariscos –se puede ver como llegan de puerto de su barca la Santa Rosa- hechos impecablemente en la parrilla, arroces en su punto –atención a la caldereta de langosta- y hojaldres memorables de postre. No se puede pedir más mirando al mar, bueno, sí una selección de cavas interesante, como la que hay en esta terraza. La decoración es sencilla, marinera y sin algarabías y su único pero son las colas que se forman para entrar cada verano (no son metafóricas), duran hasta las 12 de la noche.

José Carlos García

La Reserva de Antonio

Plaza del Remo, 6 Torremolinos (Málaga). Tel.:  952 050 735. Precio medio: 55€

En la emblemática playa de Torremolinos de La Carihuela, La Reserva de Antonio es un oasis para los visitantes que buscan fritura. Su interiorismo es bueno y para el que lo desee puede comer a pie de playa, aunque no radica allí su personalidad. Su éxito reside en ofertar clásicos conjugando materias primas de calidad, precios moderados y buen servicio. No es poco. Pese a la gran extensión de su carta, si hay que hacer una apuesta segura habría que apostar por su ensaladilla rusa y su porra antequerana, sin olvidar sus frituras -aceite limpio y punto perfecto- de salmonetitos, boquerones, pijotas o calamares que marcan la diferencia. Curiosamente tiene una desbordante carta de vinos.

Gorlizko Badia Ibiltokia, 5, 48630 Gorliz, Vizcaya Tel: 946 77 00 40. Precio medio: 60€
Situado sobre la misma playa, el mar da vida a este popular asador marinero. Al frente de la parrilla Jon e Iker Mentxaka Ordeñana, hijos de los propietarios, convierten en bocados deliciosos los pescados y mariscos que pasan por sus brasas, y que en ocasiones ellos mismos pescan. Rapes, cabrachos, San Martines y algún que otro calamar de potera en temporada. Merece la pena probar el bonito que ellos mismos embotan y que después sirven en ensalada. Un lugar sencillo pero lleno de encanto desde el que tocar el mar con la punta de los dedos.
Edificio Terrazas de La Caleta I, La Caleta, 38679 La Caleta de Adeje, Santa Cruz de Tenerife Tel.: 922 71 15 48. Precio medio: 70€

Es curioso que en una isla haya pocos restaurantes (buenos) al borde del mar. Este es uno de ellos, sobre todo por la calidad de las materias primas que ofrecen y que se muestran en un expositor a la entrada como es costumbre en muchos establecimientos de la isla. Para ir a lo seguro y no fallar hay que huir de todo lo que suene moderno y centrarse en los pescados al horno o a la plancha, advirtiendo que no los cocinen en exceso. Buen cherne, vieja y sama en temporada.